Actualité à la Une

    

Traduire :

 





  

29 de marzo de 2012

El jefe de la guardia personal del presidente de Haití, Michel Martelly, fue destuido del cargo y aunque las autoridades no explicaron los motivos, medios locales informaron hoy que la decisión fue tomada debido a presiones de la comunidad internacional.

El coordinador de la Unidad de Seguridad Presidencial (USP), Carel Alexandre, fue reemplazado este miércoles por Pierre Léon Rémy Jr., pariente de la primera dama Sophia Saint-Rémy, supuestamente a solicitud del gobierno de Estados Unidos que duda de la reputación del oficial destituido.

La remoción de Alexandre, ex jefe de la Compañía de Intervención y Mantenimiento del Orden (CIMO), un cuerpo elite de de la Policía Nacional de Haití, habría causado el descontento de otros responsables de la seguridad presidencial, señalaron fuentes citadas por la radioemisora haitiana Kiskeya.

El gobierno de Estados Unidos estaría interesado en que Martelly se «deshaga» de policías que forman parte de su círculo más cercano y que son identificados como «individuos de dudosa reputación», agregó la estación.

La Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos expresó hace unos meses al gobernante haitiano su inquietud por la reintegración en su equipo de seguridad o en la Policía de oficiales sospechosos de estar implicados en el tráfico de drogas y en casos de violación de derechos humanos.

La organización citó en ese grupo a comisarios como Carel Alexandre, Godwork Noël, Gilbert Dragon, Jacky Nau y Will Dimanche, este último actual jefe de la Dirección Central de la Policía de Carreteras.
La destitución de Alexandre se produjo el mismo día en que el director general de la Policía Nacional de Haití (PNH), Mario Andrésol, confirmó que el ministro de Justicia, Michel P. Brunache, le sugirió dejar el puesto.

Brrunache habría justificado su propuesta al alto oficial por «su falta de motivación desde hace algún tiempo y el mal funcionamiento de la institución policial».

«El ministro me propuso elegir una salida honorable que se basaba en el hecho de que no había ejecutado la orden de expulsar a los ex militares de los cuarteles», dijo Andrésol al sitio de noticias en internet Haiti Press Network.

«Es inconcebible; no dimito. Tengo un mandato e iré al final de él», agregó el oficial, quien se recupera de problemas de salud.
Andrésol cumple el segundo mandato consecutivo de tres años que culmina el 18 de agosto de este año.


La reproduction, la redistribution ou la syndication du texte ci-dessus, dans son intégralité ou en partie, nécessitent l'autorisation préalable et expresse de Xinhua.





    Imprimez cet article   Commentaires Vos Commenaires Sauvegarder Classez Enregistrer au format PDF