Actualité à la Une

    

Traduire :

 





  

7 de marzo de 2012

- Jean-Michel Caroit

Una de las causas que distanció al renunciante premier haitiano Garry Conille fue la integración por éste de una comisión que investigaría contratos otorgados sin licitación a dominicanos.

Tomado de Le Monde
Con la renuncia del primer ministro de Haití, Garry Conille, se termina una crisis política que llevaba varias semanas, pero esa dimisión podría retrasar aún más el proceso de reconstrucción del país que fue devastado por un terremoto el 12 de enero de 2010.

Conille, un médico que fue jefe de la oficina del expresidente norteamericano Bill Clinton, no permaneció más de cuatro meses en el cargo. Aunque gozaba de la confianza de la comunidad internacional, se vio obligado a renunciar a causa del presidente Michel Martelly, quien mantiene un conflicto permanente con el Parlamento.

El último episodio de ese enfrentamiento comenzó cuando el Parlamento abrió una investigación sobre la nacionalidad del presidente y de varios ministros, de quienes se sospecha tienen pasaportes de otros países, lo cual está prohibido por la Constitución haitiana.

Martelly, quien antes de dedicarse a la política era un cantante conocido como “Sweet Micky”, se ha negado a ofrecer los documentos relativos a su nacionalidad, no sin antes insultar a periodistas y legisladores que lo interrogan sobre el particular.

De hecho, la Asociación de Periodistas Haitianos denunció la intolerancia, el irrespeto y la indecencia del jefe de Estado.

El presidente del Senado, Simon Dieuseul Desras, le exigió al presidente que se excuse públicamente por “las declaraciones obscenas y la propensión a la provocación”.

El primer ministro presentó los documentos que prueban su nacionalidad, pero los demás ministros, seleccionados por Martelly, escogieron el camino del enfrentamiento, al punto de boicotear una reunión gubernamental, el jueves 23 de febrero.

Caso RD. La creación, por parte de Conille, de una comisión que investigaría algunos contratos aprobados antes de él asumir el cargo, contribuyó a que se deterioran sus relaciones con el presidente Martelly.

Esos contratos, financiados por Venezuela, que representan más de US$300 millones (alrededor de 220 millones de euros) se adjudicaron, sin licitación, a empresas dominicanas propiedad de allegados al presidente Leonel Fernández, algunos de los cuales han sido implicados en casos de corrupción.

Situación política. El jefe de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah), el chileno Mariano Fernández, expresó su “preocupación” por la renuncia de Conille, “lo que demuestra que las grietas se han apoderado de la reconciliación, en detrimento del país”

Fernández le pidió a las autoridades haitianas que designen “lo más rápido posible” un nuevo primer ministro para acelerar la elaboración del presupuesto y organizar las elecciones municipales y senatoriales que se deben realizar este año.

Varios nombres han comenzado a circular, como el del ministro de Asuntos Extranjeros, Laurent Lamothe, una persona cercana al presidente Martelly.

¿Podrá el presidente conseguir un apoyo mayoritario en el Parlamento? La ratificación de Conille se tomó cinco meses, en un largo proceso de negociaciones precedido por la nominación de otros candidatos.

La clave

Otro choque

La creación, por parte de Conille, de una comisión que investigaría algunos contratos aprobados antes de él asumir el cargo, contribuyó a que se deterioran sus relaciones con Martelly. Esos contratos, financiados por Venezuela, se adjudicaron, sin licitación, a empresas dominicanas.


La reproduction, la redistribution ou la syndication du texte ci-dessus, dans son intégralité ou en partie, nécessitent l'autorisation préalable et expresse de Hoy.





    Imprimez cet article   Commentaires Vos Commenaires Sauvegarder Classez Enregistrer au format PDF